GAZAPOS Y SU ALIMENTACIÓN

GAZAPOS Y SU ALIMENTACIÓN

En cualquier momento vemos a nuestra conejita quitándose pelo y haciendo un nido. No debemos alarmarnos tenemos que dejar que la naturaleza siga su curso.

Tenemos que tener en cuenta, que nuestros gazapos necesitan una alimentación adecuada para que sobrevivan y su madre es fundamental. Cuando nacen comienzan con la época de crecimiento y es el momento clave donde van a desarrollar defensas en su organismo para sobrevivir.

En este post te explico algunas pautas que puedes seguir para que tu gazapo sobreviva.

  • 1 PAUTA: Embarazo

Lo primero que debemos saber es si nuestra conejita esta embaraza. Podemos observar si come más de la cuenta o bebe más agua de lo habitual. Son síntomas de que puede estar embarazada. El síntoma clave es si empieza a arrancarse pelo.

Cuando veamos estos síntomas debemos ofrecerle tranquilidad durante varios días, un sitio confortable y limpio.

Debemos proporcionarle a la mama un nido que pueda entrar fácilmente para dar de comer. Una caja ni muy alta ni muy baja. Pero que los gazapos no se puedan escapar, con mucho heno y pelo que haya dejado su madre en el nido será suficiente para mantenerlos calentitos. Si no lo veis suficiente podéis comprar “sweet dreams  paper” de cunipic, es un papel especial para nidos o para hacer una cama a nuestros conejos. Evitar poner mantas o cualquier otro material, ya que su madre  lo puede morder.

Tienen que tener una temperatura ambiente de 25 grados. Sin ruidos y poca luz. NO UTILIZAR MANTA ELECTRICA YA QUE SUBE EL CALOR DEMASIADO RAPIDO Y ES PELIGROSO.

  • 2 PAUTA: Nacimiento

Cuando nacen los gazapos no debes tocarlos, ya que su madre le ha dejado su olor para reconocerlos cuando le va a dar de amamantar. Tienes que proporcionarle su nido hasta que ellos salgan por sí mismos. En el caso de que tengas que tocarlos, deberás utilizar unos guantes esterilizados, lavarnos las manos con jabón desinfectante y frotarnos las manos con heno con los guantes y sin ellos.

  • 3 PAUTA: Reconocer si los gazapos necesitan tu ayuda.

En ocasiones su madre puede rechazar a sus gazapos y en ese momento debemos pasar a la acción. Si estos gazapos tienen menos de 1 mes no podrán sobrevivir si no le ofrecemos ayuda.

Si observamos que su madre no entra en el nido en ningún momento, es que se ha producido el rechazo.  Su madre estará todo el día alejada del nido, excepto para amamantarlos. En la naturaleza los conejos son animales de presa, y no quieren que sus gazapos sean vistos por nadie. Suelen entrar a amamantar dos veces  al día como máximo. Son muy precavidas y rápidas, puede durar menos de 1 minuto. Tendréis que estar atentos o poner una cámara para vigilar.

Si observamos que los gazapos  tienen la barriga llena, la piel lisa e hidratada y están tranquilos durmiendo su mama cumple con su misión.

Si se encuentran con la barriga vacía, arrugados, con un color azulado y se mueven inquietos buscando a su madre es señal que su madre no le este alimentando.

  • 4 PAUTA: ALIMENTACIÓN: Rechazo de la madre

Primer paso debemos comprobar que su madre este sana.

Poner el nido en un sitio que pueda entrar fácilmente y colocar a la madre dentro del nido. Para intentar que los conejitos se amamanten.

Qué hacer para alimentarlos:

Si han pasado 24h y no ha entado al nido. Colocaremos a la mama con suavidad encima de los gazapos para que se alimenten. En todo momento le proporcionaremos a su madre tranquilidad y es muy posible que las próximas veces lo haga ella sola.

En el caso que no pase  o que su madre no este. Tendremos que alimentarlos con un biberón y leche de gato lactante que venden en las tiendas de animales. Os aconsejo  la marca KMR (En España solo se compra por internet). LactaDiet (venta en veterinarios) y Royal Canin. Si no han tomado ninguna toma los primeros días debemos comprar calostro en polvo. Calestroso son los anticuerpos que le ofrece la mama a sus crías para que sobrevivan. Si no le proporcionamos esto, tienen pocas posibilidades de sobrevivir. La leche en el momento de la toma tendrá que estar a 40 grados temperatura ambiente. Se puede comprobar con un termómetro desinfectado.

Tendremos que comprar un biberón con la tetina lo más pequeña posible, es posible encontrarla en las tiendas de animales, para gatitos se suelen vender y sirven.

Existen otras tetinas muy pequeñas para poner la jeringa para que beban pero son difíciles de encontrar, solo es posible por internet.

Debemos utilizar las tetinas antes y después de su uso. Debemos comprar un kit de esterilización para evitar incidentes.

Durante los diez primeros días procuraremos tocar a los gazapos lo menos posible, solo en las horas de alimentación.

Tenemos que estimularlos para orinar y hacer caca. Realizamos una frotación suave en su zona genital con un algodón humedecido con agua tibia durante 30 segundos antes de comer como máximo. Si no funciona, después de la toma realizaremos otra vez la misma operación. Si no consigue hacer sus necesidades el gazapo puede fallecer.

Debemos pesar a nuestros gazapos con una báscula de cocina para apreciar si están creciendo. En el caso de que no ocurra, debemos subir la cantidad de leche diaria.

A partir de las 2 semanas de vida, nuestros pequeños podrán comer heno y pienso. Aunque debemos seguir dándoles leche y calostro hasta las 8 semanas.

A partir de las 3 semanas de vida tenemos que suministrar a los gazapos sobre las bacterias típicas de la flora intestinal. Mezclaremos una caca de conejo adulto (cecotrofo fresco o normales  y libre de parásitos) con leche y se la daremos de beber en su toma correspondiente. Durante 3 días.

A partir de las 6 semanas intentaremos dejar de dar leche a nuestros pequeños. La leche cada vez más diluida con agua.

 

Consejo de todoconejos : Si tu mascota tiene crias,tienes que ser responsable. Evita que tu mascota crie mediante la esterilizacion, ya hay demasiado conejos abandonados que necesitan un hogar.