Síndrome vestibular o cabeza torcida en conejos

¿Cómo detectar si mi conejo tiene este problema?

Cuando encontramos un conejito con una de las orejas más pegada al suelo que la otra podemos detectar esta enfermedad. Suele ser debido a una infección debido a una bacteria o algún golpe.

Síntomas

  • Cabeza torcida o caída hacia un lado, donde se encuentra el daño
  • Camina en círculos, a veces sin control
  • Incapacidad para caminar derecho
  • Caídas frecuentes, especialmente cuando están parados
  • Convulsiones
  • Pérdida de apetito

¿Qué debemos hacer?

Tenemos que acudir rápidamente a un veterinario de exóticos.  El trayecto hasta el  veterinario de exóticos tiene que ser en un trasportín suave, cómodo, blando y seguro. Debe tener agua y comida de muy fácil acceso.

Tu veterinario podrá diagnosticarlo con un examen físico y analítica que nos dirá si los anticuerpos de tu conejo están presentes o no.

Te iniciara un tratamiento que no es efectivo 100%, dependerá del número de células afectadas. La secuela más frecuente es la cabeza ladeada, lesión en los ojos, debido a pérdida de visión, aunque no afecta a la calidad de vida del conejo. Por eso es tan importante acudir rápidamente al veterinario de exóticos. El tratamiento más utilizado es fenbendazol por vía oral. Se utiliza como método preventivo o para infección. 

Te contamos…

Este síndrome es una alteración en el sistema vestibular (sistema nervioso), es decir, es el encargado de que tu conejo mantenga el equilibrio. Situado en el oído interno y en el cerebro. Ocurre debido a un parasito llamado Encephalitozoon cuniiculi.

En España el 50% de los conejos podrían ser positivos a esta bacteria. El hecho de ser positivo frente a la enfermedad no implica que la desarrolle, solo se desarrolla debido a que el sistema inmune es incapaz de contener al parásito. Suele ocurrir en épocas de estrés, vejez o menores de 6 meses.

Contagio del parásito

Suele ser por ingestión o inhalación de esporas que provienen de la orina de un conejo infectado o transmitido de madre a los fetos. Este parásito recorre varios órganos pero los principales son riñones, cerebro y ojos.

Prevención

  • Separarlo de los conejos positivos de esta infección. Una bajada de defensa o estrés puede causar el contagio.
  • No estar en contacto con comida contaminada
  • Máxima higiene
  • Cuidar el lugar de almacenamiento de heno
  • Lavar las verduras o plantas silvestres que le ofrezcamos  a nuestro conejo
  • Los comederos que no estén en el suelo, evitaran contacto con orina
  • Desinfección puede ser con lejía o desinfectantes fuertes como Virkon.

El 90% de la desinfección consiste en limpieza. Por lo que limpiaremos bien con jabón antes de aplicar el desinfectante.

Otros animales infectados…

Ratones, zorros polares, gatos, perros, ratas, cobayas, hámsteres, caballos, cerdos, vacas, visones y primates.

En humanos…

Aunque es muy poco probable el contacto con personas , tenemos que tener precaución con personas inmunodeprimidas como enfermos de VIH o personas que hayan recibido un trasplante de órganos.

Una higiene razonable es siempre recomendable si se convive con niños o ancianos.